Portacontenedores vuelven a acumularse frente a los puertos de Los Ángeles y Long Beach, la situación empeora

Portacontenedores vuelven a acumularse frente a los puertos de Los Ángeles y Long Beach, la situación empeora

Todas las líneas navieras han registrado ganancias récord y en aumento durante el primer y segundo trimestre, y cada trimestre registran mejores ganancias que todo el año 2020, que en sí mismo fue un año récord, comenta el analista de los sectores marítimo, portuario y logístico.

Al analizar algunos casos en particular, señala que lo de HMM podría ser considerado «vergonzoso», ya que la línea naviera surcoreana, registró ganancias récord de aproximadamente US$2.000 millones, pero «teniendo que cubrir una pérdida de US$1.700 millones por derivados», aunque, aún «obtuvo un beneficio de US$300 millones», destaca.

Por otro lado se menciona el caso de OOCL que, sin sorpresas, dio un golpe de efecto al registrar un beneficio neto de US$2.800 millones en el primer semestre del año. Según Monroe a principios de este año parecía que las líneas navieras estaban trabajando para volver a equilibrar sus itinerarios. Pero el analista no se entusiasma con la idea: «Esto no sucederá, al menos no este año». Señala además que «la cadena de activos está atascada y estamos observando cómo los buques se amontonan de nuevo en la dársena de los puertos de Los Ángeles y Long Beach (LA-LB)».  De hecho, indica, que hasta el 20 de agosto cerca de 40 buques esperaban un sitio de atraque y que «por desgracia, la situación empeorará antes de mejorar».

Hace dos semanas OOCL dejó de hacer reservas de transporte intermodal, debido a la congestión de los ferrocarriles, mientras que COSCO las limito al igual que otras líneas navieras, obligando a las empresas situadas en los estados interiores a transbordar carga desde la USWC, ejerciendo una mayor presión sobre el stock de chasis de camiones en la costa oeste y generando mayor congestión.

Una de las partes positivas del caso es que tanto las líneas navieras como los ferrocarriles están empezando a entrar en razón y a mitigar los cobros por almacenamiento creados por la congestión. Sin embargo, las navieras siguen cobrando recargos por congestión que se pagan en el puerto destino.

Escasez de trabajadores en LA-LB

Monroe adelanta que la congestión ellos puertos de la USWC se prolongará hasta septiembre. Al respecto comenta que «este problema no tiene solución» y que para cuando termine agosto «habrá un número récord de buques recalando en los puertos de Los Ángeles y Long Beach». Describe además que la escasez de personal para trabajar en los buques es ahora el problema número uno en la mayoría de las terminales de la USWC. Puede que haya un sitio de atraque, pero el buque tiene que esperar a las cuadrillas. Y en muchos casos, las terminales carecen del número necesario para trabajar con la cantidad de buques atracados».

Ante este panorama Monroe, plantea como solución dejar inactivos los buques en el puerto de origen. «Nadie quiere oír esto, pero tiene sentido. Este flujo de naves tiene que ir más despacio. Los puertos de EE.UU. no pueden trabajar lo suficientemente rápido. [Además] Esto no tiene en cuenta que no hay suficientes chasis para movilizar los contenedores que salen de los buques. Hay que frenar este tren», recalca.   

Según Monroe puede darse que el nuevo brote de Covid-19 en China cierre algunos de los puertos y frene el flujo de buques. El 20 de agosto el aeropuerto de Pudong tuvo 4 casos de Covid y al parecer todos los vuelos serán cancelados, poniendo más presión en las líneas navieras, debido a que la carga aérea será nula. Además, esto hará que las tarifas aéreas sean aún más altas.

Por otro lado, el terminal de contenedores de Meidong, en el puerto de Ningbo- Zhoushan, anunció el inicio de su apertura el 24 de agosto y la reapertura total el 1 de septiembre.

 

Fuente:Mundo Marítimo 23 de agosto 2021