Podrían volver a la normalidad las tarifas de transporte de contenedores en un periodo de 18 a 30 meses

Podrían volver a la normalidad las tarifas de transporte de contenedores en un periodo de 18 a 30 meses

Actualmente los puertos más grandes de Asia están mostrando signos de que la congestión se está aliviando antes de la temporada de vacaciones, un paso positivo para las puertas de entrada comerciales en los EE.UU. 

Por otro lado se ha registrado que el tránsito de buques en los puertos chinos de Shanghái-Ningbo disminuyó un 0,2% respecto a la semana anterior y el recuento de buques de Hong Kong-Shenzhen cayó un 10,4%, el tercer centro comercial de Asia, experimentó un descenso semanal del 14,7%, ya que el retraso que se observaba desde principios de noviembre parecía haberse eliminado en gran medida.

Sin embargo, no puede decirse lo mismo al otro lado del Pacífico, ya que las colas de buques siguieron siendo elevadas en Los Ángeles y Long Beach (LA-LB). Los niveles de congestión en esos puertos vecinos aumentaron un 6,7% respecto a la semana anterior, teniendo en cuenta que el viernes, al menos 75 buques portacontenedores esperaban un sitio de atraque para descargar, después de que los políticos recorrieran los puertos dos día antes, pregonando un descenso del 32% en el número de contenedores que permanecen en los muelles desde hace más de nueve días.

Por ende el número de buques portacontenedores de LA-LB se ha duplicado con creces desde julio, mientras que los puertos de Asia se han recuperado de los tifones y del COVID-19, el desembarque de los contenedores sigue siendo un problema para los puertos de LA-LB, ya que los operadores logísticos en tierra no recogen sus contenedores con la suficiente rapidez.

En base a esto la Casa Blanca indicó que el número de contenedores que permanecieron en los puertos de Los Ángeles y Long Beach durante más de nueve días descendió a 87.000 en la semana terminada el 15 de noviembre, frente a los 127.000 del 1 de noviembre. 

Sin embargo las probabilidades siguen siendo de empeoramiento antes de mejorar, señaló el viernes Lars Jensen, el analista de la industria marítima, portuaria y logística de Vespucci Maritime en Copenhague: «Todavía hay un riesgo significativo de impacto en los puertos debido a los brotes de Covid, especialmente en China, y existe el riesgo de que un mayor aumento de la carga ejerza presión sobre la cadena de suministro, ya que los expedidores ya comienzan a apurar la carga en lugar de esperar el tradicional semana de peak antes del Año Nuevo chino» en el primer trimestre, aseguró Jensen.

 

¿Qué será de las tarifas?

Por ahora mientras se debate si la situación ha mejorado o ha empeorado en los puertos se puede observar que, en las principales rutas, lo que predomina es la estabilidad de las tarifas altas. Así se puede apreciar en el índice compuesto del World Container Index de Drewry la semana pasada se apreció una disminución de un 0,5% hasta los US$9.146,41/FEU, pero es un 238% más alto que en la misma semana de 2020.

Los fletes en la ruta Shanghái – Nueva York ganaron un 3% o US$421 para alcanzar los US$13.139/FEU. Las tarifas spot en la ruta Shanghái – Los Ángeles crecieron un 1% para alcanzar los US$10.038/FEU. 

Asimismo, las tarifas en la ruta Los Ángeles – Shanghái descendieron un 2% hasta alcanzar los US$1.275/FEU. Las tarifas entre Róterdam y Shanghái (US$1577), Shanghái y Génova (US$12.420), Nueva York y Róterdam (US$1.187) se mantuvieron en los niveles de las semanas anteriores.

 

Se preguntaran:

¿Cuándo las tarifas volverán a la normalidad?

Teniendo en cuenta a la historia como guía, la consultora redujo el Índice de Carga en Contenedores de China (CCFI, por su sigla en inglés) a los datos anteriores a la pandemia, sin embargo tras considerar los datos históricos del CCFI, la consultora estableció que la tarifa normal está representada por niveles de tarifas en torno al nivel de índice 1000.

Durante la crisis financiera mundial de 2008-2009, las tarifas bajaron a la velocidad más rápida de un descenso semanal del -0,9% y al aplicar esta velocidad de descenso a los niveles de tarifas actuales, se necesitan 18 meses para volver a la normalidad, teniendo en cuenta que si el ritmo de descenso de valor de las tarifas coincide con la media de los 5 períodos, la normalización tardaría hasta 26 meses.

FUENTE: Mundo Marítimo 22 de noviembre