AVIONES DE PASAJEROS CONVERTIDOS EN CARGUEROS

AVIONES DE PASAJEROS CONVERTIDOS EN CARGUEROS

La necesidad de movilizar más alimentos perecederos, flores, frutas exóticas, equipos de tecnología, medicamentos y hasta vacunas están llevando a algunas aerolíneas a realizar esta conversión.

La pandemia cambió la distribución de uso de aviones en el mundo. Las rutas internacionales de pasajeros presentaron un declive cercano al 80 por ciento en 2020, aunque en el primer trimestre de 2021 se presentó un leve repunte.

Se trata de una situación complicada para las compañías aéreas debido a que el 50 por ciento de la carga aérea se mueve en las barrigas de los aviones de pasajeros. Así las cosas, varias firmas tuvieron que mandar en ciertas rutas aviones sin pasajeros pero con las bodegas llenas. Tal situación ha derivado en incrementos de hasta 150 por ciento en el valor de fletes de algunos bienes.

En América Latina la situación es similar a la del resto del mundo. Aerolíneas como Latam Cargo tienen planes para convertir algunos aviones de pasajeros en cargueros.

La conversión se ejecutaría en dos etapas y con ello los operadores de cargo aumentarán en casi un 80 por ciento su capacidad.

La primera fase considera la recepción de cuatro aeronaves convertidas confirmadas entre 2021 y 2022, y la segunda, cuatro opciones de conversión entre 2022 y 2023.

“Es diferente la adecuación de un avión de pasajeros a carguero a una conversión. La adecuación es que podemos poner carga en la cabina de pasajeros sin mayores modificaciones, mientras que la conversión implica quitar todos los asientos, reforzar el piso y cortar parte del fuselaje para las puertas de carga. Una conversión no tiene retorno”, explicó el ejecutivo.

Y si vuelven los pasajeros…

¿Qué pasará cuando vuelvan los pasajeros? Bianchi explicó que se cuenta con una flota adecuada para las rutas de pasajeros y que una vez se recupere la dinámica del mercado se contarán con nuevas unidades, que de hecho serán más eficientes en consumo de combustible y velocidad.

La conversión de 8 aviones de Latam se extenderá por 3 años y permitirá a la aerolínea ampliar sus frecuencias y servicios en América Latina. El crecimiento se realizará en dos etapas y de manera gradual. La primera fase se basa en cuatro órdenes confirmadas con Boeing para conversiones entre 2021 y 2022.

Con Boeing 767-300BCF (Boeing Converted Freighter), los operadores de carga de Latam pasarán a contar con un total de 15 aeronaves cargueras.

La segunda fase, en cambio, corresponde a cuatro opciones de conversión con Boeing entre 2022 y 2023 con los cuales los operadores totalizarían una flota de 19 cargueros Boeing 767-300ER.

En Colombia, con el crecimiento de Latam Cargo, se verán beneficiados principalmente los sectores que dependen de la conectividad aérea y las exportaciones, es el caso del sector floricultor, el cual a pesar de la coyuntura actual ha presentado buenos resultados -en la última temporada de San Valentín, Latam transportó 7 por ciento más toneladas de flores que en el año 2020.

Actualmente, la filial carguera del grupo Latam enfoca su operación a Miami y desde allí distribuyen productos y materias primas colombianas a diferentes destinos de Norteamérica y Europa. Adicionalmente, llega a Chile, Brasil y Perú desde la capital del país.

Esta inversión, sumada a las significativas eficiencias logradas dentro del Capítulo 11, apoyan nuestra aspiración de ser la mejor alternativa para los clientes de carga”, comentó el CEO del Grupo Latam, Roberto Alvo.

Fuente: Revista semana